17 mar. 2010

Un gran Sacrificio del alma

Una canción increíble, con un solo de batería increíble, de aquellos días en que Santana era una banda y no comercial.
En vivo en Woodstock



El baterista es Michael Shrieve y tenía 20 pirulos cuando tocó ahí... y vos tirado sin hacer nada, yo por lo menos tengo una SG como la de Santana, aunque Epiphone. ¿Qué querés? no me da la guita.

1 comentario: